18/04/2019 | Especial (FOTO)


Esta mañana en diarios nacionales destaca que ante la polémica desatada por la firma del memorando con el que canceló la reforma educativa, el presidente Andrés Manuel López Obrador reivindicó el sustento jurídico a partir de sus facultades, que le permiten velar por la justicia, e instó a los inconformes a acudir a los tribunales. "La justicia está por encima de todo. Si hay que optar entre la ley y la justicia, no lo piensen mucho, decidan siempre en favor de la justicia", sostuvo.

En otros temas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador expuso las políticas de comunicación social para su gobierno junto a su coordinador, Jesús Ramírez, quien expresó que estos lineamientos ya se publicaron en el Diario Oficial de la Federación. El vocero dijo que en esta administración los gastos en publicidad se recortaron 50%, destacando que este gasto no deberá superar ningún ejercicio fiscal a 5 mil 800 millones de pesos, teniendo de presupuesto, 4 mil 711 millones.

Por otro lado, la percepción de la sociedad sobre la inseguridad en el país resintió un deterioro entre enero y marzo pasados, respecto de los niveles registrados en el último trimestre de 2018, reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), al cierre del primer trimestre de este año 74.6 por ciento de los mexicanos se sienten inseguros en sus ciudades, por arriba del 73.7 de diciembre pasado.

En noticias internacionales, Alan García, dos veces presidente de Perú, murió la mañana de este miércoles -en un episodio que conmocionó a la nación sudamericana-, tras darse un tiro en la cabeza cuando la policía se disponía a arrestarlo por un cargo de lavado de activos ligados ala constructora brasileña Odebrecht, la cual pagó sobornos para ganar contratos de obras públicas en 12 países de América Latina, incluido México.

Por último, Estados Unidos endureció ayer su postura frente a lo que llama "la troika de la tiranía" al anunciar que permitirá demandas contra firmas extranjeras presentes en Cuba, limitando las remesas y los viajes hacia la isla y decretando nuevas sanciones para Venezuela y Nicaragua. El gobierno de Donald Trump aumentó la presión contra Cuba dando un portazo a la flexibilización de su predecesor, el demócrata Barack Obama, quien consideró que la estrategia impulsada durante medio siglo por Washington no había dado resultados.