El presidente López Obrador dijo estar dispuesto a comparecer por la denuncia que interpuso el PAN sobre la decisión del gobierno federal de liberar a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo”, en el operativo fallido en Culiacán el pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa.

“Lo del jueves demostró que hay un cambio verdadero y vamos a fundamentar el por qué se actúa de esta manera, y estoy dispuesto a comparecer. Se dio a conocer que van a presentar una denuncia en contra mía los dirigentes del PAN, los que son partidarios del uso de la fuerza, los que con su estrategia convirtieron al país en un cementerio. Sí me gustaría ir a comparecer ante la autoridad, si así lo solicita, para ir a dar a conocer, a exponer mis razones del por qué no a la violencia”, señaló AMLO.

Sánchez Cordero y Durazo a comparecer

Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, anunció que citarán a comparecer a los titulares de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana Alfonso Durazo y de Gobernación Olga Sánchez Cordero, para que informen sobre los hechos violentos del jueves pasado en Culiacán, Sinaloa. Apuntó que el gabinete de seguridad tiene que rendir un informe a la Cámara de Senadores para conocer los alcances, límites y fallas en materia de estrategia de seguridad pública.

El legislador morenista apuntó que el Senado tiene la obligación de responder lo anterior porque “no podemos rehuir o tapar ningún evento ni acontecimiento, que la población exige la transparencia de lo que se suscitó no sólo en Sinaloa, sino también en Michoacán y en Guerrero”.

Agregó que citar a comparecer a dichos funcionarios no es ni interferencia ni invasión de competencias, sino que el Senado tiene la potestad constitucional de hacer presentar a los funcionarios involucrados con la seguridad pública, para que “revisemos la estrategia”, enfatizó el senador.