Arquitectura popular mexicana en el museo

La exposición Nada sobra explora los acabados populares, la arquitectura vernácula y eso que llamamos “ingenio” mexicano


Créditos: @inn_efable para Tu Informa

Nada sobra es una exhibición con elementos representativos de la arquitectura popular mexicana. La exposición es parte del Abierto Mexicano de Diseño (AMD) 2019 y fue curada por Proyector —integrado por Tania Tovar y Juan Carlos Espinosa Cuock— y Andrés Souto.

¿Cómo se manifiesta lo popular en la arquitectura? 

El catálogo de la exposición incorpora apropiaciones, variaciones de uso de materiales, procesos de diseño y producción que responden a necesidades sociales.

“Nuestro primer impulso fue hablar de la autoconstrucción y la arquitectura anónima, la arquitectura de las calles o la popular. La exposición surge de cómo representar eso que ya sucede afuera, que es más del 80 por ciento de la construcción en el país y que, sin lugar a dudas, está mucho más presente que lo producido por arquitectos o diseñadores”, explica Tania Tovar, co-curadora de la muestra a Tu Informa.

Tania Tovar y Juan Espinosa Cuock, curadores de la exhibición, supervisan el montaje. Créditos: @inn_efable para Tu Informa

Lo que la exposición Nada sobra explora es la estética de elementos ornamentales que le dan forma e identidad a toda la arquitectura que se ve en las calles. Dado que la arquitectura vernácula o cotidiana no tiene sellos distintivos, ni estilos particulares ni marcas de autoría, lo que la hace única es la forma en que los maestros de obra o los albañiles emplazan los elementos ornamentales: balcones, escaleras, celosías, remates de columnas, herrerías, acabados, etc.

La muestra también da cuenta de cómo un objeto se vuelve popular mediante la repetición en la arquitectura. Tania Tovar señala: “Quisimos mostrar también cómo se lleva a cabo ese proceso de repetición en la construcción. Es algo que queríamos explorar por eso decidimos invitar a los maestros y a sus arquitectos en esta exposición”.

La exhibición es un homenaje a los constructores anónimos que nadie reconoce, dice Tania Tovar en entrevista. Créditos: @inn_efable para Tu Informa

La arquitectura y el desdén a lo popular

Sobre la concepción de lo popular en la arquitectura, Juan Espinosa Cuock explica que muchas veces se percibe como desordenada y fetichizante:

“Entonces los arquitectos generalmente toman esta producción popular primero como una suerte de chiste, algo poco serio que puede ser fetichizado o exotizado, o bien, lo ven como una sátira y la dotan de un discurso para justificarla”, indica Juan Carlos.

Actualmente hay una especie de sinergia entre la producción popular y la “producción institucional”, de acuerdo con los curadores. Hay una nueva generación de arquitectos que adoptan esa línea en sus proyectos porque, según el dúo, “no es despreciable que al menos el 80 de las cosas que se construyen, son construidas por gente que no estudió arquitectura”.

“Más del 80 por ciento de la construcción en el país está realizada por creadores que no son arquitectos ni diseñadores”. En la imagen: Tania Tovar, co curadora de la muestra. Créditos: @inn_efable para Tu Informa.

Arquitectura vernácula

Se define como arquitectura vernácula aquella que es local y realizada con materiales endémicos. Es la arquitectura construida por los habitantes en sus regiones de origen. Sin embargo, el entendimiento de lo que representa se ha transformado en los últimos años entre los arquitectos.

“Algo que vemos en el contexto rural es que comienza un nuevo vernáculo en el que los constructores están muy informados de los nuevos procesos industriales y de las novedades materiales”, opina Tania Tovar. En algunas regiones donde alguna vez predominó la arquitectura vernácula de métodos tradicionales, ahora construyen sus casas con block gris o de cemento y acabados industrializados, como balaustres de unicel, por la facilidad de adquisición.

“El título de la exhibición surge de esa idea de aprovecharlo todo. La idea tan extendida, casi un lugar común, de que somos muy ingeniosos”. En la imagen: Juan Espinosa Cuock, co curador de la muestra. Créditos: @inn_efable para Tu Informa.

Por ello Juan Carlos Espinosa reflexiona sobre cómo lo vernáculo ahora es algo que puedes ver en los libros y que ello también es mostrado en Nada Sobra.

“Es esa [idea] de aprovechar todo. Esa condición  muy extendida, casi como un lugar común, de que somos muy ingeniosos”, dice Espinosa Cuock. El co-curador señala que la condición experimental de la construcción vernácula requiere de mucho ingenio, “porque todos estos experimentos funcionario y no van a fallar ni ahorita ni en cien años”, acota.