Llevar arte y cultura a 16 centros penitenciarios de México para cumplir la Recomendación 35 de la CNDH será la tarea que la Secretaría de Cultura llevará a cabo a lo largo de 2019 como parte del programa Cultura Comunitaria, insignia de la actual administración que encabeza Alejandra Frausto, señaló la propia funcionaria después de firmar un convenio de colaboración con la CNDH, en el Foro Polivalente de la Biblioteca de México, en donde también inauguró las exposiciones Redefiniendo la libertad, de Kolëctiv.Feat, del Reclusorio Preventivo Varonil Norte, y Lotería Canera, del Taller Siqueiros, del Centro Penitenciario de Santa María Ixcotel, de Oaxaca.

La funcionaria señaló que con estas acciones se pretende defender “aquello que hace mejor al ser humano, aquello que nadie podrá privarle nunca: la creatividad, la posibilidad de transformar el mundo y de tomar en las manos una disciplina artística y transformar la realidad, independientemente de la situación o la condición en la que se encuentre”.

Sobre el convenio, Frausto apuntó que será implementado a través del programa Cultura Comunitaria, que coordina Esther Hernández, y su trabajo se realizará en 16 penales del país, de los cuales 12 ya tienen actividades con la dependencia federal.