Para la Coparmex, la confianza del sector empresarial se ubicó en 51.29 puntos en junio, lo que significó la cifra más baja durante el primer semestre del presente año.

De acuerdo con su análisis sobre la percepción empresarial, febrero ha resultado el mes más alto con 53.01 puntos, pero, cuatro meses después se registró una caída de 1.8 puntos. El organismo patronal señaló que la industria manufacturera fue la más afectada con una disminución de 52.84 a 51.23, es decir, cayó 1.6 puntos. En la confianza empresarial del sector construcción hubo una baja de 0.5 puntos, al pasar de 49.7 a 49.2 de mayo a junio, y en el del comercio se observó una disminución de 0.1 puntos.

“Es fundamental generar confianza en el sector empresarial, ya que un ambiente de optimismo lleva a mayores niveles de inversión y esto se traduce en generación de empleos y crecimiento económico”, dijo al apuntar que la revisión de contratos en el sector energético o la cancelación de proyectos de gran escala, como el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), merman la confianza de los empresarios sobre la situación económica del país.

Subrayó que la inversión privada es una de las condiciones necesarias para el crecimiento económico, pero la derrama económica se reduce si ésta no encuentra condiciones adecuadas para desarrollarse, y “el gobierno tiene que velar por la confianza empresarial, porque sin inversión privada, el desarrollo económico de México puede detenerse o reducirse”.