Por unanimidad, el Senado aprobó reformar la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, para impedir golpear a menores como método correctivo o disciplinario, para niñas, niños y adolescentes.

Así, fue avalado el dictamen, cuya propuesta fue lanzada por la legisladora Nestora Salgado, y reforma la ley mencionada para proteger a los menores de castigos corporales en todos los ámbitos: familia, escuela, instituciones públicas, privadas, centros de detención y las comunidades. Se busca reformar la ley en la que no se establecía de manera clara dicha prohibición.

La ley establece que tolerar el uso del castigo corporal como método de disciplina de las niñas, niños y adolescentes es una forma de violencia contra la niñez, que vulnera su dignidad y por ende sus derechos.

El deber de protección que tiene el Estado respecto de los derechos del niño, exige la adopción de medidas legislativas que prohíban en forma explícita el castigo corporal contra la niñez y adolescencia en el hogar, en la escuela y en las instituciones responsables de su cuidado, convirtiendo a nuestro país en una región libre de castigo corporal contra menores y fomentando una cultura de respeto y educación sin violencia. La minuta ya fue turnada a la Cámara de Diputados para su análisis y dictamen.