Pop, popular, populista por Tony Macarena

¿Qué tan bien aceptado es el concepto de lo popular en el mundo del diseño? El dúo Tony Macarena lo explica.


Créditos: Tuinforma.com

¿Por qué posar en un sillón gris y pared blanca, cuando pueden hacerlo con unas rosas artificiales fosforescentes dentro de una bola de cristal llena de agua? Esa parece ser la lógica del dúo Tony Macarena esta tarde en su casa y estudio. Alejandro Olávarri y Lorena Canales, cofundadores de Tony Macarena, visten pantalones grises a tres cuartos, él lisos y ella de pana. Los dos llevan puestas playeras negras y tenis blancos.

Hay un florero en la mesa de centro hecho de vidrio inflado que asemeja el cuerpo humano del torso para abajo. Las nalgas bien redondas y brillantes. Lorena (alias Tony) y Alejandro (alias Macarena) ríen y disfrutan de la sesión de fotos, una actividad a la que parece se ha acostumbrado el dúo queeratorial de diseño mexicano.

Lorena Canales, editora y crítica, explica que en México queremos ver el diseño considerado como “no exitoso” teniendo éxito. Ella toma como ejemplo las flores dentro de la bola de cristal —esos objetos “no tan elegantes o internacionales”, dice— que son minimizadas por algunos mexicanos, pero que se podrían vender en Praga por una suma cuantiosa. “Esos diseños ya son exitosos, solo que las medidas de éxito son otras”, explica la fundadora de Tony Macarena junto a Alejandro Olávarri.

Alejandro Olávarri (alias “Macarena”) y Lorena Canales (alias “Tony”) conforman el dúo curatorial Tony Macarena.
Fotografía: @inn_efable para Tu Informa.

¿Dúo queer?

Ellos se definen como un dúo queeratorial porque es importante nombrar. Esperan esas preguntas sobre la palabra aunque los mexicanos no están acostumbrados a hacerlas por temor.

Muchas veces por ser un tema de identidad de género, de identidad sexual o de preferencia sexual la gente no les pregunta ¿qué significa ser queer sobre todo en México. El común de las personas prefieren ignorar lo que no entienden o lo que no pueden aceptar, como cuando la sociedad mexicana se hacía de “oídos sordos” ante la orientación sexual del ídolo mexicano Juan Gabriel. Por eso Lorena y Alejandro acotan que Tony Macarena es un dúo queer desde su presentación, quieren que esa identidad fluida sea parte de la conversación.

Desde que se autonombran como queer, queda claro —como el agua de la bola de cristal ,que genera el efecto de agrandar la rosa fosforescente que contiene—, que el dúo Tony Macarena es uno crítico y no complaciente.

Pop

El tema de este año del Abierto Mexicano de Diseño en su séptima edición es “lo popular”. Mario Ballesteros, curador invitado, definió la temática de 2019 y, tras coincidir previamente con Alejandro (Macarena) en Archivo Diseño y Arquitectura, continúan en colaboración.

“Nos dimos cuenta que lo popular nunca ha estado precisamente respetado por el mundo académico”, dice Alejandro. Luego hace una pausa y refrasea: “No sé si la palabra sea ‘respetado’ o más bien, acotado”.

El dúo Tony Macarena cuestiona la reacción del gremio ante el diseño artesanal y el diseño vernáculo —el que resuelve necesidades cotidianas con materiales locales y sin profesionalización—. Artesanal y vernáculo son dos de las áreas más investigadas en el diseño en comparación con lo popular, que tiene una mezcla entre lo vernáculo y lo artesanal, “pero sin ser ninguna de esas dos”, señala Alejandro.

“Es un ente bastante bizarro al cual ningún académico le ha dedicado tiempo de investigación o de definición, entonces por ahí fue interesante darnos cuenta de que no hay antecedentes curatoriales sobre el tema”, comenta.

La visión crítica sobre el diseño que comparten Olávarri y Canales los ha motivado a colaborar en equipo
Fotografía: @inn_efable para Tu Informa.

Pop, populista, popular

“Lo popular habla de la gente que hace cosas de y tiene procesos similares al diseño, independientemente de si sus creadores —sus diseñadores— tienen una formación profesional o no”, explica Alejandro.

El diseño para el pueblo tiene que ver más con el diseño industrial, el que se usa por las masas o se produce en serie como el peltre, por ejemplo. Y para el dúo Tony Macarena el diseño del pueblo es lo más abstracto y complejo de definir. El par coincide en que no es tanto el objeto que usa el pueblo y con lo que se relaciona, sino la idea o el concepto de lo que es el pueblo.

Entonces para Tony Macarena en el diseño del pueblo caben los asuntos políticos y el discurso. No realmente los objetos.

Lorena y Alejandro fueron clave para la definición de los tres conceptos y así curar las exposiciones y actividades en el AMD 2019. Para ellos, lo popular siempre estuvo alineado con Tony Macarena y viceversa. Quieren que los mexicanos entren en conflicto sobre si deberían gustar de esas rosas “asquerosamente deliciosas” dentro de bolas de cristal.

“Es entrar en conflicto con toda la escuela de diseño suizo que nos enseñaron en la escuela (Frutiger, Müller-Brockmann, Helvetica, etc.), pero con todas nuestras referencias mexicanas y todo ese orgullo que nos provoca. Tampoco somos mexicanistas descerebrados, como diría Cuauhtémoc Medina”, finaliza Alejandro.

Descerebrados o no, lo cierto es que Tony Macarena, junto con el curador invitado Mario Ballesteros, representaron, en la más reciente edición del Abierto Mexicano de Diseño, a una nueva generación de curiosos y originales pensadores/creadores que están empezando a voltear a la propia casa y a valorar el ingenio y la estética del diseño popular mexicano.

Mario Ballesteros (segundo por la izq.), curador invitado del Abierto Mexicano de Diseño, posa junto a Alejandro Olávarri (tercero por la izq.) y Lorena Canales (extrema derecha) con quienes curó la exposición “Pop, popular y populista” en el Palacio de Bellas Artes.
Fotografía: @inn_efable para Tu Informa.