El maltrato a las personas mayores no sólo causa las lesiones físicas, sino también las tumbas problemas psíquicos de carácter crónico, como son la depresión y la ansiedad. Las personas de 60 años de edad o más realizan aportaciones valiosas a la sociedad como miembros activos de la familia, voluntarios y participantes activos en la fuerza de trabajo.

Aunque la mayoría de las personas mayores tiene una buena salud mental, muchas de ellas corren el riesgo de presentar trastornos mentales, enfermedades neurológicas o problemas de consumo de sustancias, además de otras afecciones, como la diabetes, la hipoacusia o la artrosis. Por otra parte, a medida que se envejece crecen las probabilidades de padecer varias afecciones al mismo tiempo.

La proporción de los ancianos aumenta rápidamente en todo el mundo. Según cálculos, entre 2015 y 2050 dicha proporción casi se duplica, pasando de 12 a 22%. En números absolutos, el aumento previsto es de 900 millones a dos millones de personas mayores de 60 años. Los adultos mayores pueden tener problemas físicos y mentales que es preciso reconocer.

 

Más de un 20% de las personas que pasan de los 60 años de edad se convierten en un grupo etáreo que se atribuye a los trastornos mentales y del sistema. nervioso.  Estos trastornos representan en la población anciana 17.4% de los años vividos con discapacidad. La demencia y la depresión son los trastornos neuropsiquiátricos más comunes en ese grupo de edad.