Arturo Herrera, nuevo titular de la SHCP, dijo que no hubo necesidad de que el presidente López Obrador lo convenciera para asumir el cargo, y reveló que el fin de semana, el primer mandatario le había llamado y puesto al tanto de las diferencias con Carlos Urzúa.

Herrera afirmó que es muy responsable y cuidadoso con el manejo del endeudamiento del país, por lo que seguirá muy de cerca todos los aspectos de la recaudación. Explicó que el cargo representa una responsabilidad muy grande para ayudar a que el país crezca más y de forma homogénea. “Es una responsabilidad que tomo con mucha seriedad y así lo toma mi familia”, apuntó.

El funcionario dijo desconocer cuáles fueron las diferencias del ex secretario Urzúa con algunos funcionarios federales y se comprometió a construir puentes entre todo el personal de la dependencia, al tiempo que rechazó tener una mala relación con Margarita Ríos-Farjat, jefa del SAT, o con Alfonso Romo, jefe de la oficina de la Presidencia de la República. Aseguró que la política económica del país se decide en Palacio Nacional, ya que ahí se encuentra la oficina del presidente y la de Hacienda.

 

 

Sobre al Plan de Negocios de Pemex, señaló que las inversiones más importantes de la petrolera son en producción y exploración, aunque por razones diferentes, siempre ha habido presupuesto para la refinería. Agregó que Pemex apostó en el pasado por proyectos poco productivos, además de que no tenía recursos para invertir.