Al comparecer ante el Senado, el titular de la SRE Marcelo Ebrard puntualizó que él no es vicepresidente, sino que es el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores y sus funciones están en la ley.

“¿Yo, funciones de vicepresidente? No, en México no hay vicepresidentes, soy secretario de Relaciones Exteriores, ahí están mis facultades. El señor Presidente me ha delegado representación, es mi función legal. Tenemos mucho Presidente y no necesitamos vicepresidentes”, afirmó.

Agregó que México busca una relación de coexistencia con EU en la que para el gobierno mexicano la prioridad es atender el tráfico ilegal de armas. Subrayó que no se aceptó ningún tratado de Tercer País Seguro y agradeció el apoyo de los senadores en esa postura. Remarcó  que la coexistencia con el vecino del norte se da en el marco de respeto al territorio mexicano, su dignidad y su Constitución.

“Es lo que hemos buscado contra viento y marea, a veces contra las dos: viento y marea, y estamos para perseverar, nadie nos asusta, tenemos la conciencia limpia y el apoyo de la población”, exclamó el Secretario.

Apuntó que 70% de las armas decomisadas en el país provienen de la Unión Americana y a ese país llega droga desde territorio mexicano. Añadió que es necesario entender la responsabilidad compartida en la solución de esos problemas.

Enfatizó que México no está de acuerdo con la designación de los cárteles mexicanos de la droga como organizaciones terroristas y lo han hecho saber al país vecino del norte. Adelantó que dirán al secretario de Justicia William Barr que México no está de acuerdo y que si Washington quiere respaldar al gobierno mexicano en contra de la delincuencia, se debe reducir el tráfico ilegal de armas desde territorio estadounidense.

Sobre la ratificación del T-MEC, el canciller aseguró que cualquier decisión que se tome sobre ese tema será consultada con los senadores, apuntando que la delegación mexicana ya informó a la estadounidense que las leyes laborales mexicanas son más avanzadas.

Acerca de América Latina y Bolivia, el funcionario señaló que, así como México busca a EU, también ve hacia el sur, y recordó que en 2020, nuestro país tendrá la presidencia pro-témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y es muy importante ser parte relevante de esa comunidad.

De Bolivia, reiteró que el gobierno mexicano ve los hechos en ese país como un golpe de Estado y por eso se ofreció asilo a Evo Morales.

Concluyó que el deseo universal es que México tenga éxito y, “lo vamos a tener entre todos”.

Opinión en medios

Un largo y sinuoso camino, y de todos colores partidistas, tomó el canciller Marcelo Ebrard en el salón de sesiones del Senado. Algo así como una alfombra roja que lo llevo de paseo por las bancadas, comenzando por la de Morena, su partido. Nos comentan que don Marcelo tardó unos minutos en llegar al escaño de otro de los liderazgos de la Cuarta Transformación y actual jefe de los senadores morenistas, Ricardo Monreal Ávila, su anfitrión, en la comparecencia ante la Cámara alta. Después, el jefe de la diplomacia mexicana se dio su vuelta por las bancadas “no amigas” y con los panistas jugó a mover el abanico de la diplomacia con fotografías del recuerdo, En ese camino, también saludó a legisladoras priistas como Beatriz Paredes Rangel, Claudia Ruiz Massieu y Vanessa Rubio. Y como en casa, dio declaraciones a los periodistas en el patio del edificio sede. Así retrata hoy don Marcelo en la alfombra de la política. “Bajo reserva” de El Universal